Recomendaciones Para Tratamientos De Manicuria

La manicura es uno de los tratamientos de estetica más populares. Si bien puede parecer que las manos no tienen mucha relevancia en el aspecto personal, tener las uñas cuidadas es algo que contribuye a causar una buena primera impresión. Unas manos prolijas dan una señal sobre nuestro estado de salud en general y, más importante aún, sobre nuestro carácter.

El primer paso que se debe realizar en un tratamiento de Manicuria es limpiar y emprolijar las cutículas. No es recomendable utilizar un instrumento metálico, como podría ser una tijera, para quitar la suciedad que se pueda acumular en las uñas. Esto puede causar daños a la piel y a las cutículas.

Otro punto a tener en cuenta es utilizar productos cosméticos de buena calidad, evitar los quitaesmaltes muy fuertes o los esmaltes que contengan formol. Estos productos pueden dañar las capas de queratina de las uñas y volverlas quebradizas.

Se recomienda realizar una manicura cada 20 o 30 días. En caso de tener uñas frágiles es mejor realizar el tratamiento cada 15 días. Esto permitirá tener mayor fortaleza y cuerpo en las uñas. Las uñas deben tener una semana de descanso entre cada manicura, esto contribuirá a que su aspecto vaya mejorando con el paso el tiempo.

También se recomienda realizar una pedicura para las uñas de los pies. Por lo general, los pies son una parte de nuestro cuerpo que queda bastante relegada, a pesar de que los utilizamos constantemente y sin descanso.  Estos tratamientos son una buena manera de favorecer un cuidado más preciso de nuestro cuerpo.

 

nota 09